Un documental sobre Juan Manuel Fangio estrenado el 20 de marzo por Netflix devuelve a la superficie la eterna e inconducente polémica que envuelve a todos los deportes en toda circunstancia: quién fue el mejor de la historia. El film estrenado a nivel global , en este caso, se basa justamente en un estudio de datos para ubicar al piloto argentino, cinco veces campeón mundial de Fórmula 1, como el mejor conductor de todos los tiempos.

 

 

“Fangio, el hombre que domaba a las máquinas” es un documental que recorre la exitosa trayectoria del piloto nacido en Balcarce ( a 415 kilómetros de la ciudad de Buenos Aires)  el 24 de junio de 2011 y que murió el 17 de julio de 1995. El documental se sustenta en los logros deportivos, en numerosas grabaciones del propio Fangio repasando los momentos clave de su historial y por las intervenciones de referentes incuestionables de la categoría: Jackie Stewart (campeón mundial en 1969, 1971 y 1973), Alain Prost (1985, 1986, 1989 y 1993), Mika Hakkinen (1998, 1999), Fernando Alonso (2005, 2006) y Nico Rosberg (2016). El mensaje es claro: solo los campeones del mundo de F1 pueden hablar sobre Juan Manuel Fangio. Incluso hay una intervención memorable de Ayrton Senna (19880, 1990 y 1991) en la que asegura que el mejor de la historia fue Fangio. Se puede ver en el trailer y también en el video a continuación.

 

 

Pero uno de las participaciones más potentes del documental está a cargo de Andrew Bell, un investigador de la Universidad de Sheffield, que junto a su equipo produjo un “paper” dedicado a determinar quien fue el mejor piloto de todos los tiempos. El trabajo se titula “Formula for success: Multilevel modelling of Formula One Driver and Constructor performance, 1950-2014”  y consta de análisis de datos modelados sobre diferentes variables para determinar la dificil tarea de decir quién fue el mejor.

“Tomamos diferentes variables para hacer la investigación en las diferentes épocas: cual era el rol de los pilotos y del equipo en cada era; qué resultados obtuvieron según las condiciones meteorológicas de las carreras; qué tipo de pista se utilizo en cada carrera: circuito callejero, permanente o ruta (…) Cuando analizamos como corria un piloto bajo la lluvia, notamos que la intervención del equipo en la preparación del auto es menor: la pericia del conductor tiene un valor superior en ese caso. Por eso los resultados son los que son….”, dice Andrew Bell en el documental mientras deja la respuesta flotando en el aire.

 

Infografia sobre cómo impacta el equipo en la labor de un piloto de F1 .

 

Nico Rosberg pone en contexto lo que los datos analizados entre 1950 y 2014 pueden llegar a significar. Su declaración es simple y concreta: “Las habilidades de los pilotos no son las mismas en los años 50 que en la actualidad. Era imprescindible en aquel tiempo conocer de mecánica, saber cómo era el auto. Los pilotos de hoy no tienen esas habilidades, ni se las piden. La experiencia del piloto era otro factor necesario. Hoy la idea es que sean muy jóvenes y que los equipos hagan todo el trabajo. ¿Si fue el mejor de todos? Es difícil decirlo, pero fue uno de los pilotos imprescindibles en la historia de la Fórmula 1”.

Fangio era un gran conocedor de mecánica. Podía desarmar un auto completo, arreglar un desperfecto y luego, con pocas horas de sueño, salir a la pista y ganar la competencia.  Y cuando ganó su primer título del mundo tenía 40 años: Rosberg tiene razón en todo.

[custom_author=mgantman]