En Venezuela el fútbol profesional intenta mantenerse activo ante los conocidos problemas económicos y sociales que marcan el día a día. Genera 12 mil empleos directos e indirectos. Se televisan dos partidos por fecha de competición.