La pandemia Covid-19 ya no es similar en todos lados. El peligro no se ha extinguido. Las vacunas todavía no existen y los confinamientos continúan siendo la medida sanitaria más efectiva. Como parte de esa secuencia aparecen las primeras señales del deporte que se abre paso. Algunas acciones que demuestran que en ciertas condiciones, por cierto precarias y provisorias, la nueva normalidad del deporte profesional tiene sus espacios visibles.
El ejemplo evidente es la Bundesliga. Ya lleva dos fechas de partidos con protocolos muy exigentes y estadios vacíos. La distancia social entre los integrantes de un equipo solo se abandona cuando los jugadores están en el campo de juego. El público está en sus casas viéndolo por TV. Solo las figuras recortadas de hinchas que pagaron 19 euros por ese derecho, aparecieron como gigantografías en el estadio de Borussia Monchengladbach. Sin embargo la realidad aumentada podría transformar, en las transmisiones de TV, a los recintos vacíos en lugares colmados y eufóricos como si se tratara de épocas normales. Este tweet lo demuestra.

 

 

La tecnología empieza a hacer su trabajo. La utilización de cámaras remotas que no precisan prácticamente intervención humana, es un recurso extendido en diferentes ámbitos. La compañía israelí Playsight es el soporte sobre el que comenzaron a transmitirse algunos partidos de tenis profesionales, no oficiales, localizados en Alemania y Estados Unidos. Playsight es un software de análisis de rendimiento que usan cuatro franquicias de NBA, más de 70 programas universitarios de Estados Unidos, algunas ligas que incorporaron el VAR y varios academias y profesionales del tenis. De hecho durante esta pandemia, la tenista número dos del mundo, Simona Halep, se entrena en Rumania mientras su entrenador, Darren Cahill, analiza sus acciones desde Australia gracias al software.

 

 

La herramienta de inteligencia artificial permite generar transmisiones remotas, etiquetar incidencias y producir clips que agrupen las situaciones requeridas. Todas tareas que cumplen a la perfección los algoritmos diseñados para esa misión. En combinación con Sportradar, los streamings producidos por Playsight derivaron en transmisiones directas al consumidor donde el usuario hasta puede hacer zoom desde su plataforma y ver en detalle algunas acciones del tenis. La inteligencia artificial luego produce las repeticiones de los momentos más destacados.

 

 

El departamento de comunicaciones de Manchester City (ver video superior)  registró el primer día de regreso a los entrenamientos del equipo de Pep Guardiola con 7 cámaras, la mayoría remotas, para dar cobertura a los movimientos del equipo. Las cámaras automatizadas fueron los primeros testigos de una vuelta a la acción que tiene más que ver con satisfacer necesidades de patrocinadores a través de los activos digitales que con un horizonte deportivo: Premier League no tiene fecha de retorno y hasta es probable que se cancele toda la temporada.

También en otro artículo de ANALITICA SPORTS contamos cómo Boca Juniors utilizó cámaras de Pixellot para celebrar los 80 años de su estadio, la mítica Bombonera.

La vuelta definitiva del deporte será escalonada, parcial y a distancia. La tecnología acercará lo que está lejos y lo que también queda cerca. Los procesos automatizados de generación de contenidos audiovisuales parecen ser una de las consecuencias de esta pandemia: la aceleración de novedades que estaban previstas para dentro de cinco años o más.
“Imagino a niños que vuelven a jugar al fútbol o a hacer deporte en sus clubes y a sus padres siguiendo los partidos con tablets a distancia, para cumplir con las normas sanitarias. Hasta que no se pueda retornar a la vida normal, si esa es la manera en que los chavales pueden hacer deporte, la tecnología podrá acercar a sus padres de esa forma”, comentaba Ferrán Martínez, Chief Sports Officer de Globatalent. La nueva normalidad aún es desconocida. Un futuro de transmisiones a distancia parece posible, y hasta sensato, para que la práctica del deporte competitivo pueda producirse de alguna manera.

[custom_author=mgantman]