La tasa de apertura de los mensajes de Whatsapp son mucho más altas que otras plataformas de mensajería y el correo electrónico. Eso lo sabe Adidas que desde 2015 trabaja en la construcción de comunidades hiperlocales para transformar a sus clientes en futuros influenciadores y generar un vínculo confiable para la marca. La última novedad del uso del Whatsapp por parte de Adidas fue a partir del lanzamiento de su nuevo calzado:  Predator20 Mutator.

La estrategia digital fue solicitar en el chat de Adidas el préstamo de un jugador patrocinado por la marca para que reemplazara al futbolista menos confiable del equipo: aquel que a último momento avisa que no puede juntarse con sus compañeros para jugar. Las solicitudes fueron recibidas por Adidas y el día del partido, mediante un mensaje de Whatsapp, les confirmaba la presencia del reemplazo que se presentaba con los nuevos botines. La acción se dio en el marco de la campaña “100% Unfair Predator”, acompañada por un video protagonizado por David Beckham.

 

 

“Sabemos que nuestra audiencia lo usa (Whatsapp) para compartir información sobre su equipo, la selección del equipo y mensajes de compañeros de equipo para encontrar reemplazos de último minuto. WhatsApp fue perfecto para los elementos más funcionales de la línea directa” Rent-a-Pred “, ya que permitió a los consumidores compartir información privada uno a uno con nosotros para su revisión, antes de que se les asignara un jugador Predator cerca de ellos”, editora general de la sala de redacción de Adidas en Londres, según un artículo publicad por Digiday.

La mensajería directa es vital en la estrategia de marketing de Adidas. Los especialistas en marketing utilizaron WhatsApp para enviar mensajes directos a su comunidad de “Tango Squad”, un grupo de jóvenes futbolistas en 15 ciudades clave de todo el mundo, a quienes se les dio acceso exclusivo a primicias antes que nadie y fueron invitados a eventos exclusivos. Los grupos tenían entre 100 y 250 personas. Así Adidas reformula su idea de campaña publicitaria con la tradicional compra de espacios publicitarios, incluso en Facebook, para dar prioridad al contacto “uno a uno”.

Otra estrategia fue elegir a determinados influencers para anticiparles unidades de productos y que ellos pudieran venderlos por su cuenta dentro de la comunidad en la mensajeria. El vendedor recibía un 6% de las comisiones por los productos vendidos a pequeña escala.

Según datos de eMarketer, Whatsapp es una aplicación descargada por más de 2.500 millones de usuarios y tuvo un crecimiento del 12% en 2019. Dentro de los usuarios de smartphones, se estima que el 87% usa Whatsapp como sistema de mensajería principal.

[custom_author=RAS]