Facebook se presentó definitivamente durante el mes de agosto como un actor central en la disputa por los derechos de los deportes en vivo. Los anuncios de las transmisiones de 32 partidos de la UEFA Champions League para América Latina y de la emisión de La Liga para ocho países de Asia, ponen a la plataforma en el medio de un juego en el que había asomado sin tantas definiciones.

Durante 2017, Facebook transmitió más de 3500 eventos deportivos en vivo, pero sólo algunos de ellos estuvieron relacionado con la compra de derechos o la asociación con canales deportivos como Fox Sports, con quienes ya ofrecieron algunos partidos de la Champions League para Estados Unidos. Facebook da un golpe en la mesa en medio de la proliferación de aplicaciones y plataformas Over the Top (OTT) como Amazon, ESPN+, Bleacher Report Live, DAZN y competidores como YouTube y Twitter que también pugnan por las audiencias que siguen el deporte desde sus dispositivos personales.

Facebook le pagó a La Liga un total de 90 millones de dólares por un contrato multianual  para transmitir sus partidos en ocho países del sur de Asia, incluído la India. La transmisión de la Supercopa Europea entre Real Madrid y Atlético de Madrid hizo visible en la región la presencia de Facebook en este escenario deportivo tan agitado.

“Soy de Venezuela, no tengo televisor y los estoy viendo…” leyó Juan Pablo Sorin, comentarista del streaming, desde el muro de Facebook durante el partido. La apelación a que ofrecerán contenido relevante y gratuito a las nuevas audiencias, es uno de los pilares de toda la estrategia de Facebook. El mensaje es claro y juega con la fuerza del enemigo: mientras todos dicen que las comunidades de Facebook envejecen, la plataforma les dice que los que pagan por ver deporte son los adultos.

No son los jovenes justamente los que gastarían entre 5 y 10 dólares mensuales para ver deporte, cuando en realidad los contenidos deportivos que les atraen les llega de modo gratuito y se vincula con el deporte alternativo. Facebook modifica esa ecuación y les da el fútbol más codiciado sin que tengan que pagar. O mejor dicho: pagando solo con su atención y con las interacciones en la plataforma que luego Facebook sabe explotar como nadie en lo comercial.

“Facebook ofrece el fútbol más codiciado sin tener que pagar. O pagando con la atención de la audiencia: algo que Facebook sabe explotar comercialmente como nadie…”

En el horizonte de Facebook está ampliar su oferta de contenidos deportivos en vivo. Para Sudamérica es casi un hecho que en 2019 ofrecerán algunos partidos de la Copa Libertadores. Facebook no lo asegura pero tampoco lo niega. La Copa Libertadores 2019 será la primera que se juegue con final única en sede neutral. Demasiada tentación para Facebook y la Conmebol si vemos que la transmisión de la Supercopa Europea tuvo más de 100 mil espectadores de forma sostenida durante todo el partido.

Con esta movida, Facebook deja atrás los comentarios críticos por el uso de los datos de los usuarios y las consecuencias económicas que eso trajo para la plataforma. Nuevamente va a las diferentes comunidades con un contenido que nadie quiere dejar de ver.

[custom_author=mgantman]