• Hay 9,6 millones de jugadores en todo el mundo, incluyendo un incremento del 28% en mujeres registradas, ya superando el medio millón de jugadoras.
  • Más de 2,2 millones de niñas y niños participaron de Get Into Rugby en 2018 y el Impact Beyond Project Asia 1 Million llegó a su objetivo nueve meses antes de lo previsto, en la previa de una innovadora Rugby World Cup 2019.
  • En total son 800 millones de interesados globalmente, con un fuerte empuje en audiencias jóvenes en mercados emergentes.
  • En el año del 120º aniversario de la UAR, el deporte se encuentra en su momento de mayor popularidad, ubicando a la Argentina en el 9º lugar en términos de jugadores registrados, en un ranking liderado por Sudáfrica.

“El 2018 fue otro gran año para nuestro deporte, en el que vimos como siguió creciendo y prosperando tanto dentro como fuera del campo de juego”, afirmó el Presidente de World Rugby Sir Bill Beaumont. Según el World Rugby Year in Review 2018, el rugby alcanzó un nuevo máximo histórico con casi 10 millones de jugadores, más exactamente 9,6 millones de mujeres, varones y niños jugando al rugby en todo el mundo a fines del 2018.

 

Un crecimiento sostenido gracias al boom del rugby femenino y el éxito del programa Get Into Rugby

Esto incluye 2,7 millones de mujeres, lo que significa un crecimiento del 10% respecto al año anterior, para representar más del cuarto de la población global de jugadores. Cabe resaltar el crecimiento en el número total de jugadoras registradas del 28% a 581.000 en todas las uniones del World Rugby. Esto llega tras el primer año de implementación del ambicioso plan de World Rugby, Acelerando el Desarrollo Global de la Mujer en el Rugby 2017-25, que apuntala el crecimiento y desarrollo del rugby femenino y promueve paridad.

Este éxito se equiparó fuera del campo de juego con un elevado nivel de involucramiento de las simpatizantes femeninas – 38% más vistas de video por parte de las mujeres y el crecimiento en las audiencias femeninas de Twitter en World Rugby y Rugby World Cup de más del 30%. También refleja los elevados niveles de diversidad en un año en que World Rugby incorporó 17 miembros mujeres a su Consejo y Nueva Zelanda fue elegida por primera vez como anfitrión de la Women’s Rugby World Cup 2021.

Sosteniendo este crecimiento tanto en el rugby masculino como femenino está el programa de desarrollo de World Rugby, Get Into Rugby, que actúa como ingreso para los jóvenes, para que prueben y se queden en el rugby. Por segundo año consecutivo, más de dos millones de niñas y niños (2,28M, con una participación femenina del 40%) disfrutaron de la experiencia del rugby. En Asia, la popularidad de Get Into Rugby ayudó en el programa de legado de World Rugby Impact Beyond en su objetivo de llegar a un millón de nuevos participantes nueve meses antes de que Japón sea sede de Rugby World Cup 2019, lo cual será un torneo innovador. El proyecto Asia 1 Million es un pilar clave en la misión de World Rugby de hacer crecer el rugby localmente y asegurarse de que Japan 2019 – la primera vez que se dispute una Rugby World Cup en Asia – sea el mundial de mayor impacto a la fecha.

Otros hechos destacados de 2018 incluyen el segundo torneo de Rugby Sevens en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires, ganado por los varones de Argentina y las mujeres de Nueva Zelanda. Mientras tanto, el Rugby World Cup Sevens en San Francisco tuvo 100 mil fans en tres jornadas de un ambiente increíble en el icónico AT&T Park, con una audiencia récord en Estados Unidos de nueve millones televidentes, varios viendo rugby por primera vez. Esto ayudó a generar aún mayor interés en el rugby, que ya tiene 800 millones de interesados en todo el mundo, los jóvenes consumiendo contenido digital de Sevens en mercados emergentes como Estados Unidos, China, India y Brasil.

“Con un total de 9,6 millones de jugadores, fue fantástico ver como nuestro programa Get Into Rugby – en asociación con nuestras uniones y regiones – sigue rompiendo récords de participación (…). Al acercase rápidamente Rugby World Cup 2019, fue particularmente positivo ver como nuestro programa Impact Beyond superó todas las expectativas en Asia, llegando a su objetivo de un millón nuevos participantes en la región nueve meses antes de lo previsto. Se espera que el torneo sea innovador en todos los aspectos por lo que está todo listo para tener la Rugby World Cup de mayor impacto en la historia.”

Capitalizar la popularidad creciente y el éxito de los nuevos formatos

Con el primer Mundial en suelo asiático (Japón), el Rugby se abre al mundo y buscará capitalizar los avances logrados con su profesionalización y el paso decisivo que fue la inclusión del rugby 7 dentro del programa olímpico.

Más allá de los números totales de jugadores y los diferentes programas impulsados por World Rugby, los datos sobre jugadores registrados son mucho más reveladores. Con un crecimiento del 9% (de 3,2 a 3,5 millones en un año), se observan algunas diferencias. Por un lado, Sudáfrica sigue siendo la primera nación del mundo con un total impresionante de 635.288 practicantes (es decir, el 18% del total de jugadores registrados) y un crecimiento constante y marcado (405.438 en 2016, 530.393 en 2017). Inglaterra aparece como un serio escolta (355.153) mientras Francia se aleja del podio. Según World Rugby, en Francia “sólo” hay ahora 258.247 jugadores registrados… una fuerte baja que se debe según la federación gala a un cambio de contabilización (supuestamente más real). Al contrario, Australia aprovecha para mantenerse en el tercer lugar con un número estable de 271.922 jugadores registrados mientras que Nueva Zelanda es la quinta nación del mundo con aproximadamente 156.000 inscriptos (y muchos más practicantes regulares). A pesar del desarrollo del rugby en los Estados Unidos, el auge no es tan rápido como se esperaba: en dos años, el número de jugadores registrados pasó de 119.000 a 132.000. Luego encontramos a Fiji, con 123.900 jugadores registrados, es decir, una gran parte de la población.

Tomando los equipos que participan del RWC19 se observa cierta tendencia entre la cantidad de jugadores registrados y el ranking mundial.
En ese contexto Australia funciona casi como un outlier y se destaca el desarrollo de países con menos población como Irlanda y Gales, ambos dentro del top 5.

Kenia se sitúa en el octavo lugar con una explosión de sus inscriptos: de 52.261 a 122.840, con la práctica del Rugby 7 como locomotora. Argentina se ubica novena y continúa su progresión constante (97.940 jugadores registrados en 2015, 105.151 en 2016, 109.357 en 2017, 121.281 en 2018), gracias a los buenos resultados del seleccionado nacional y de su franquicia finalista del último Super Rugby.

El país que cierra el Top 10 es… ¡China! El gigante se despierta en el rugby con cerca de 114.000 jugadores registrados. Haciendo posible el ambicioso objetivo fijado por la Federación Internacional: un millón de jugadores en 2026, lo que haría de China el primer país. Por lo tanto Japón, que será sede del Mundial del 20 de septiembre al 2 de noviembre, ya no es, por primera vez en su historia, la primera nación asiática. Con cierto estancamiento de la cantidad de jugadores registrados pero con la perspectiva de que el Mundial la haga explotar a partir del próximo año…

En Argentina, una profesionalización que impulsó el desarrollo de estructuras para poder competir a nivel internacional

Entre 2015 y 2018 la cantidad de jugadores registrados en Argentina creció un 24%, de 97.940 a 121.281. Durante muchos años, el rugby argentino se chocó con su gran dilema: como desarrollarse a nivel internacional sin renunciar al semillero y al espíritu amateur del rugby federal? Y si bien se trata de mantener este espíritu, desde el 2009 el rugby argentino encaró un profundo proceso de transformación para poder insertarse en la competencia mundial.
Así fue como se instrumentó el Plan de Alto Rendimiento de la UAR (PlaDAR), una base donde se detectan los mejores jugadores amateurs para entrenarlos y prepararlos con el fin de poder competir contra jugadores de rugby profesionales. La UAR apostó al rugby de base mediante una red nacional que permite el desarrollo y la capacitación en todo el país, con 17 Centros de Rugby y 5 Academias del PlaDAR. Actualmente existen 5 Centros de Alto Rendimiento denominados “PlaDARes” en cinco regiones (Córdoba, Tucumán, Rosario, Mendoza y Buenos Aires).
Los “PlaDARes” de cada región trabajan todos los días, y una vez al mes se realiza una concentración nacional. En marzo se arranca con una base de 100 jugadores Menores de 18 años en todo el país. Luego de las cuatro concentraciones, a fin de año quedarán 60. La pirámide continúa así: en Menores de 19 arrancan la temporada 60 jugadores. A fin de año quedarán 40. En Menores de 20 son 40. Quedarán 26 en la lista que participará en el Mundial.
2012 marcó una etapa decisiva en la profesionalización del rugby argentino, con la participación de los Pumas en el Rugby Championship, torneo anual entre los equipos más poderosos del hemisferio sur, con Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. A partir de 2016, la UAR comenzó a integrar la Sanzaar, entidad organizadora del torneo internacional de clubes llamado Super Rugby, con una franquicia bautizada como Jaguares. Más allá del rol de Agustín Pichot, vicepresidente de World Rugby, como motor del desarrollo de las estructuras del rugby en Argentina, los ex jugadores Mario Ledesma y Gonzalo Quesada, verdaderos emblemas del seleccionado nacional y respectivamente DT de los Pumas y de los Jaguares, también ayudaron a dar este salto de calidad.
Si bien los Jaguares sorprendieron al alcanzar la final del Super Rugby este año, los Pumas llegan a Japón con algunas certidumbres pero también dudas… esperemos que puedan repetir mínimamente el éxito el Mundial anterior en el cual el habían alcanzado a semifinales y mostrado al mundo entero una verdadera impronta. A pesar del horario de los partidos en Japón, a seguir convenciendo a niños y niñas que elijan el rugby!

Descarga del informe: Data Preview Rugby World Cup 2019

 

Investigación

[custom_author=RM]

Visualizaciones

[custom_author=MMC]