Una OTT deportiva que busque triunfar necesita pisar fuerte en Estados Unidos porque allí reposa un mercado muy importante. Las cifras lo demuestran: es un país con hábitos muy desarrollados de consumo de streaming, con un vínculo intenso con el deporte, y con infraestructura de avanzada. Entre gigantes como ESPN+ y B/R Live, Fanatiz encontró un terreno fértil donde ofrecer su menú deportivo.

En Estados Unidos hay una situación que atraviesa a todos los consumidores: cualquier sistema de cable tradicional cuesta alrededor de 100 dólares por mes. La mayoría del contenido deportivo, de los canales con eventos en vivo relevantes, están atrapados en una oferta inaccesible para un gran porcentaje del público. Fanatiz encontró una fórmula para dialogar con la audiencia que escapa del servicio lineal: concentra en su plataforma varias señales tradicionales –como BeIn Sports, que televisa LaLiga y la Ligue 1 en ese territorio- a 7.99 dólares al mes. Hoy en día, Fanatiz es la opción más económica para ver el fútbol de España y Francia.

Matias Rivera, fundador y CEO de Fanatiz

“Armamos una propuesta de valor que baja a un precio más accesible una oferta de contenido menor pero más enfocada en lo que quiere ver el cliente”, le cuenta Matías Rivera, CEO de la empresa, a ANALITICA SPORTS. Rivera tuvo la idea de armar la OTT cuando, en 2015, se fue a estudiar una maestría a Estados Unidos y se topó con un dilema: tanto él como sus compañeros latinoamericanos, si querían ver un partido de su equipo, debían recurrir en opciones piratas. Fanatiz irrumpió con la idea de llevarle el fútbol latinoamericano a los expatriados: actualmente, los torneos de Argentina, Perú, Uruguay, Ecuador y Colombia están disponibles en la plataforma, además de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

Con el tiempo, la estrategia se desarrolló: descubrieron que un gran número de hispanos en Estados Unidos eran cord-cutters o cord-nevers con un interés enorme en el deporte. Para las señales tradicionales, eran una audiencia inaccesible. Fanatiz les propuso una solución a los canales para alcanzar a ese grupo: “En Estados Unidos hay muchas audiencias jóvenes que no tienen TV paga tradicional, pero que sí tienen apetito por consumir contenido deportivo y les gusta el fútbol. Nosotros nos planteamos como un partner de las señales para llegar a audiencias nuevas y aumentar la distribución: la distribución online te permite alcanzar audiencias a las que antes no estabas llegando”, agrega Rivera.

“Nosotros nos planteamos como un partner de las señales para llegar a audiencias nuevas y aumentar la distribución”

 

A pesar de enfocarse en Estados Unidos, Fanatiz está disponible en 80 países, y planea potenciar su propuesta para América Latina: “Vemos que hay espacio, oportunidades y problemas que todavía hay que resolver. Detectamos que los fanáticos del contenido deportivo tienen demandas que no están siendo bien resueltas por el mercado”, cierra Rivera.

[custom_author=RAS]