Por Nicolás García Aramouni*

Durante los últimos meses de estudio en el colegio secundario tuve la oportunidad de ser compañero de un chico estadounidense que venía de Florida. Llegó para jugar al fútbol en Racing Club ya que eso lo iba a ayudar a conseguir una beca universitaria. Muy entusiasmado le preguntaba por las ligas de su país para ver de qué equipo era hincha, pero para mi sorpresa, recibí una respuesta inesperada: no le interesaba nada la NBA . Y también me decía que practicamente a ningún joven le interesa el beisbol de la MLB: “A los chicos de nuestra edad (18-25 años) nos gusta el soccer”, me comento. Pensé que su respuesta estaba sesgada por el hecho de que había venido a jugar al fútbol, pero investigando me di cuenta de que no era así. A un par de años de ese episodio, presentamos varias historias que llevan a una misma conclusión: la Major League Soccer (MLS) y el fútbol en general en Estados Unidos, por ahora, no parecen tener techo.

1-Las búsquedas de Google no mienten

Una rápida forma de chequear el aumento de la popularidad de la MLS es utilizar la herramienta de Google Trends que permite ver la cantidad de búsquedas sobre un término particular en un período y lugar específico. Vemos entonces el gráfico correspondiente a las búsquedas mundiales sobre la MLS desde 2004 hasta el presente

Para entender el gráfico hay que tener en cuenta que Google presenta los resultados de forma tal que 100 sea el número máximo en cualquier serie y que el resto de los puntos se calculan según su posición relativa con este máximo. La primera conclusión que sale es la siguiente: nunca hubo tanto interés en el mundo en la MLS como ahora. Sin embargo, Google Trends coloca datos mensuales, lo que hace que la serie se vea afectada por una estacionalidad que es totalmente normal (es lógico que en los meses en los que no hay torneo hayas pocas búsquedas). Por eso, para el siguiente gráfico se toman los promedios anuales para poder captar mejor la tendencia general y sacar el componente estacional.

Sacando la variación intra-anual se evalúa mucha mejor el indudable crecimiento de esta liga en todo el mundo, que cada vez despierta más interés, tanto de fanáticos como de jugadores. Además, tras ver los últimos años, no parece que este crecimiento haya encontrado por ahora su techo, y teniendo en cuenta incorporaciones como las de Zlatan Ibrahimovic, no parece que esta tendencia por ahora haya encontrado su fin.

2-Los estadios cada vez más repletos

Por suerte para la MLS, el aumento de su popularidad no se limita a sólo búsquedas virtuales, sino que también se ha traducido a más entradas vendidas en los estadios. Otra vez, resulta interesante ver la evolución del promedio de entradas vendidas por partido por temporada a lo largo del tiempo desde 2004

Nuevamente se ve el gran crecimiento sostenido a lo largo del tiempo. Aunque es verdad que no ha habido un gran salto desde 2015, esto no significa que esto no vuelva a suceder. O al menos no hay indicios que indiquen que se ha llegado a un techo de popularidad. Es más, el récord de mayor asistencia en un partido de la MLS se dio este año, cuando 72.243 personas asistieron el 15 de julio a ver en Atlanta al equipo de la ciudad enfrentar a Seattle Sounders. Sumado a esto, los 5 partidos con más cantidad de hinchas en el estadio de esta liga ocurrieron en los últimos dos años. Tal ha sido el crecimiento de la MLS a nivel mundial que, según los últimos datos disponibles, esta liga es la séptima a nivel mundial en cantidad de espectadores por partido, por encima de la Superliga Argentina, la Ligue 1 francesa y la Edervise holandesa

También son sorprendentes los resultados cuando se compara a la MLS contra las cuatro ligas más emblemáticas de Estados Unidos: NFL, MLB, NBA y NHL. Sólo la NFL y la MLB tienen más hinchas por partido en sus estadios que la MLS. Ni estrellas mundiales de la talla de Lebron James para la NBA y Alex Ovechkin en la NHL pueden frenar el crecimiento de la liga de soccer de Estados Unidos. Aunque es justo marcar el límite que tienen los deportes en estadios cerrados en su capacidad para recibir al público.

3-Una liga siempre en expansión

Cualquiera que siga las ligas de Estados Unidos, o la MLS en particular, sabe que están en constante crecimiento: cada vez hay más competidores ya que se crean los llamados “equipos de expansión”. La MLS arrancó con sólo 10 equipos en 1996 y hoy cuenta con 23. Los últimos en agregarse fueron Los Ángeles FC esta temporada, y los equipos de Atlanta y Minnesotta en 2017. Pero para seguir demostrando que “the sky is the limit”, los directivos no se han quedado quietos y han confirmado más equipos para el futuro: Cincinnati en 2019, Miami en 2020 (cuyo grupo inversor tiene a David Beckham, acaso uno de los jugadores que más ha ayudado a expandir mundialmente el campeonato de fútbol estadounidense cuando se unió al LA Galaxy) y Nashville (también en 2020). Esta expansión está en constante y creciente movimiento y hace que en más áreas se conozca el deporte más popular del mundo. Es más, si uno ve la distribución por estado de las búsquedas sobre la MLS en Estados Unidos sorprende que donde más se busca no es en las regiones “latinas” de Florida o Nueva York, sino que es en el lejano noroeste del estado de Washington, Utah y Oregon

Como dijimos anteriormente, el crecimiento de la MLS no se queda quieto y aunque ya haya 3 equipos adicionales confirmados para la temporada de 2020, es posible que para 2022 haya dos más en algunas de estas ciudades: Charleston, Charlotte, Louisville, Oklahoma City, Austin, Detroit, San Antonio, San Diego y Las Vegas, las cuales presentaron candidaturas para tener su propia franquicia en esta liga. Cabe aclarar que ahí el “set” de equipos se mantiene a lo largo de las temporadas y no existen los ascensos y descensos como en la mayoría de las ligas del planeta.

Sobresale el caso de Atlanta, el equipo dirigido por Gerardo “Tata” Martino. Estuvo presente sólo en la última temporada de la MLS y sin embargo ha roto varios récords: ha tenido la mayor cantidad de hinchas por partidos en la liga (48.200 por partido), dejando en el segundo lugar a Seattle Sounders (43.666) y en tercero al Toronto FC (27.647). Además, los cinco partidos con mayor concurrencia de la historia de la MLS fueron en el Mercedes-Benz Stadium de esta ciudad, probando que esta liga tiene gran cantidad de lugares por descubrir, donde el fútbol seguramente encuentre su mercado.

4-La popularidad en tendencia ascendente

Volviendo a la anécdota inicial sobre mi compañero del secundario, es interesante evaluar el crecimiento de la MLS en la mente de los consumidores y cómo han cambiado las preferencias de los estadounidenses con respecto a esta liga y con respecto al fútbol. En este sentido, es casi sorprendente una encuesta realizada en entre diciembre de 2017 por la consultora Gallup, la cual le preguntaba a las personas cuál era su deporte preferido

 

A primera vista, el cuarto puesto del fútbol resulta muy meritorio, teniendo en cuenta que ha superado a un deporte “clásico” de América del Norte: el hockey sobre hielo. Es más, ahora mismo le está ya pisando los talones a otro deporte emblemático de la tierra del Tío Sam: el baseball. Hace unos años, quizás era utópico pensar que, en Estados Unidos, tierra de touchdowns y volcadas, hubiera más gente festejando un gol que un home run. En el futuro (cercano), esto quizás esto se vuelva una realidad.
Además, si se pone la lupa sobre el informe de Gallup, podemos observar que, de los 5 deportes graficados, sólo el fútbol y el hockey sobre hielo han tenido crecimiento, si se tienen en cuenta encuestas anteriores. El deporte favorito de los argentinos muestra grandes adeptos jóvenes en EE.UU.: entre personas de entre 18-34 años, el fútbol fue tan elegido como el básquet como el deporte favorito (11% de los encuestados de este rango etario), mientras que sólo el 6% eligieron al baseball.
Otra encuesta realizada por Nielsen muestra el creciente interés de la población estadounidense en la MLS en particular

El estudio realizado por esta consultora ofrece más datos positivos: la audiencia televisiva crece 13% anualmente, mientras que las interacciones en redes sociales de los equipos han crecido 46% durante la última temporada. Además, hechos como la creciente proporción de hispanos en la población estadounidense, el crecimiento vía franquicias adicionales y una mayor cantidad de estrellas internacionales se han conjugado para que el fútbol sea cada vez más importante en Estados Unidos. El fútbol en general, al ser un deporte con estrellas globales, fácil de practicar y con un juego fluido y entretenido, tiene características que hacen que se le pueda ganar terreno a los deportes “clásicos” estadounidenses, más pausados y estratégicos, como el baseball. No por nada, Forbes sostiene que el fútbol es el deporte del futuro cercano y quizás del presente de Estados Unidos. Por último, es curioso ver que la MLS ha superado fronteras y barreras, ocupando las grillas de TV de países extranjeros (Argentina, por ejemplo) y que es tanto el fanatismo, que se han creado club de fans de los equipos (como el club de hinchas ingleses del Orlando FC).

5-El nivel de los jugadores

Pido disculpas por ser autorreferencial, pero hace unos 3 años, cuando adquirí el FIFA 16 para mi Playstation, uno de los equipos con los cuales estaba entusiasmado para jugar era el NYCFC. Creado pocos años antes, el tridente Andrea Pirlo – Frank Lampard – David Villa me parecía entretenido y generaba tentaciones de probar tiros de larga distancia y jugadas preparadas. En el FIFA 2005 de PC que solía tener a los 10 años, solía jugar con los San José Earthquakes, cuyo único jugador “interesante” era Landon Donovan. Es verdad, Donovan fue quizás el jugador estadounidense más importante de los últimos 15 años, pero eso no es incompatible con el hecho de que la liga tiene cada vez una mayor calidad.

David Beckham
David Beckham

En esto, David Beckham debe llevarse partes de los honores, viendo que su transferencia al LA Galaxy desde el Real Madrid realmente sacudió al mundo de la MLS. Hoy vemos cada vez más jugadores que han tenido exitosas carreras en Europa elegir pasar algunas de sus últimas temporadas en Estados Unidos. Ciudades cosmopolitas como Nueva York o Los Ángeles, el hecho de vivir en un país desarrollado y un estilo de vida más “occidental” son posibles variables que inclinan la balanza de la MLS en favor de otras latitudes, como China o Qatar. Actualmente, sobresalen los casos como los de Bastian Schweinsteiger (Chicago Fire) y Wayne Rooney (DC United).
De algunos jugadores que han llegado difícilmente podría decirse que están “rotos” o terminados: Zlatan Ibrahimovic o Sebastian Giovinco en el Toronto FC son ejemplos de jugadores que han logrado un impacto desde el día uno . El ejemplo del sueco es singular: entró como suplente en su primer partido y metió un doblete (una volea de 45 metros y un cabezazo en tiempo de descuento para sellar la victoria 4-3 de su equipo). Pero, a su vez, también ha generado cierto impacto cultural: es impresionante como aumentaron las búsquedas sobre él en la semana de su contratación y su debut si se compara con la información de los últimos cinco años previos

 

Pero, por suerte para la MLS, la liga no se limita a veteranos. Varios jugadores latinos han tenido éxito en América del Norte, y gran cantidad de estos nombres son conocidos para nosotros: Diego Valeri, Héctor Villalba y Ezequiel Barco. Las mejores condiciones económicas son un incentivo para alguno de los jugadores argentinos en Estados Unidos. Pero también han existido casos durante se ha utilizado a la MLS como un trampolín, un lugar de desarrollo para llegar al Viejo Continente, la meca del fútbol. Relacionado a esto, sobresale el caso del canadiense de origen libio Alphonso Davies, que ha sido transferido por una cifra cercana a los 20 millones de dólares al Bayern Munich desde los Vancouver Whitecaps.

Todas estas cosas se han complementado para que la liga estadounidense de fútbol tenga una gran calidad, y si se ven los valores de mercado de algunos de sus equipos, hay casos en los que superan a grandes equipos argentinos (por ejemplo: si se consulta el sitio especializado Transfermarkt, el valor de mercado del Atlanta FC con £38,79 millones  es mayor que el de San Lorenzo de Almagro con £33,50 millones ). Es verdad que los equipos de la MLS siguen lejos de clubes con un enorme poderío económico, como Boca o River, pero esto no deja de significar que la liga de EEUU tenga mucho que envidiarle en niveles generales a la liga argentina. Es más, sin tener en cuenta Boca, River, Independiente y Racing y si se ordenan de mayor a menor los seis clubes con mayor valuación de mercado de la MLS y la Superliga, se obtiene el siguiente gráfico

Conclusiones
Pudimos ver desde varias perspectivas el crecimiento de la liga de Estados Unidos. Todo parece indicar que el futuro es brillante para el fútbol en ese país . Por ahora, la MLS no tiene techo. Quizás algún día veremos más gente gritando goles que “jonrones”. Sólo queda esperar para develar este misterio. Para quienes quieran saber el final de la historia, mi compañero del secundario, el que jugaba en Racing, finalmente consiguió su beca para estudiar economía.

*Analista Invitado de ANALITICA SPORTS