En el fútbol español se habla con insistencia y con buen criterio acerca de la transformación digital del Real Betis. Ya en su momento comentamos cómo el club había usado el big data para la contratación de jugadores. Pero el proceso de digitalización del club es más amplio: todos sus procesos prácticamente no requieren de presencia física en oficinas, lo cual hizo que los trastornos operativos durante la pandemia no fueran tan grandes.

El emergente tecnológico más visible del Betis es su aplicación. El club toma contacto con sus fanáticos a través de la app en casi el 70 por ciento de la totalidad de sus aficionados. Desde la temporada 2016/2017, gracias a la tecnología, la asistencia promedio al estadio Benito Villamarin subió un 50 por ciento: promedia los 48 mil espectadores por partido, en un recinto que tiene lugar para 60 mil personas. El desafío es aumentar ese aforo.

En una conversación con Marca Claro, ante el regreso a la acción de La Liga, Antonio Jiménez, director de tecnología del Betis, dio algunas precisiones sobre la transformación digital de su club:

“Betis lleva un proceso de digitalización desde hace años. El 90 por ciento de los empleados trabajan en nube. No ir al estadio no fue un problema especial. El club comenzó un proceso de digitalización en 2010. Para la gestión interna y para el aficionado. Desde hace tres años todos nuestros servicios están en la nube. No fue un trastorno. ¿Qué quiero decir? Estábamos todos juntos en la oficina, pero todos los procesos ya estaban digitalizados. Solo que ahora lo hicimos desde casa.

“El 70 por ciento de nuestros aficionados hacen las operaciones con el club por internet. Esos son alrededor de 38 mil aficionados. Aspiramos a que lo hagan el ciento por ciento”.

“Nuestros socios pueden compartir su abono de forma digital con un tercero. No hace falta que le compartan un plástico o que haga un seguimiento para que les devuelva el abono. Eso permite que tengamos una afluencia de 48 mil hinchas al estadio. Conocemos al fanático y podemos saber su comportamiento”.

“Instrumentamos las compras de abonos por internet, pero aún así hay gente que elegía hacer horas de cola para comprarlos en forma física. Yo no podía entender eso y un día fui a la cola para preguntar por que lo hacían. Y un aficionado me respondió: “¿Qué? También esto me van a quitar, la posibilidad de hacer la cola con otros y conversar…?”

“Los seres humanos nos movemos por costumbre y las costumbres son leyes. Pero también es de sentido común mejorar la vida y la tecnología eso lo permite. ¿Quién quiere pasarse horas en la cola pudiendo no hacerlo? Son costumbres. Las colas por la noche, interminables, no me gustan. Eso lo odio. Eso lo evitamos. Lo conseguimos. Pero costumbres son costumbres..”

“Sucede que muchas veces el asunto pasa por no conocer cómo usar la tecnología. Yo vengo de la agencia tributaria de España, una de las estructuras mas digitalizadas de toda Europa. Cuando se hace la declaración anual, el que sepa lo hace digitalmente y el que no va a que lo ayuden a hacerlo. En el Betis lo hacemos asi: el que puede lo hace. Y al que no sabe lo ayudamos”

“Soy fan de la tecnología para hacerle mas fácil la vida a la gente. Lo que se haga ahora para reemplazar a la gente en los estadios, sabemos que no es lo mismo. Espero que pronto volvamos a la normalidad, que es lo de antes”

“Los jugadores  viven aislados, en burbujas y está bien. Eso es lo que indica La Liga ahora. Cuando vuelva la gente a los estadios, seguramente eso cambiará. Por ahora es imposible”

“En España no todas las regiones han pasado por los mismos efectos de la pandemia. No se puede tomar una sola medida en el fútbol. Es muy complejo pensar cómo será en un futuro cercano”

“Nuestros abonados se descargan un abono virtual desde su aplicación. Seguramente ese será el ingreso al estadio cuando se pueda”.

[custom_author=RAS]